martes, 23 de agosto de 2011

Ni-Ni: Los padres del futuro



¿Cuántas veces has defraudado a tus padres, profesores, compañeros, amigos,... ya no en lo profesional sino en lo personal. Nuestra vida social, nuestra formación personal y la imagen que tengamos ante el mundo nos preocupa en exceso. Entramos en depresión y encima tenemos que estudiar esas mierdas inútiles que se nos olvidarán.

¿Somos adolescentes, niños, jóvenes?... En la pubertad queríamos ser adolescentes, y en la adolescencia añoramos esa pubertad perdida.
Pero entonces, ¿qué somos?, ¿quién es el culpable de nuestra depresión social?

Somos los hijos inútiles de los trabajadores natos. Creemos que tenemos mas derechos que deberes, por ello el derecho ha desprenderse de cualquier atadura o presión profesional es efectuada sin vacilación. No somos vagos ni perezosos. No somos tontos ni gilipollas. Somos brillantes balas perdidas vagando por una sociedad de viejos responsables. Me pregunto, ¿qué ocurrirá cuando mi generación alcance la edad adulta y no tengamos a nuestros papás como sirvientes?
¿Hubiese sido mejor nacer en el seno de una familia humilde con padres irresponables y haberme buscado yo la vida? Así es como se criaron nuestros padres: buscándose la vida en un mundo desorganizado y en construcción.

Nos criamos en un estado de bienestar y ahora esta puta crisis nos ha hecho enfrentarnos a la realidad que vivieron nuestros padres. Nos gustan los lujos y el dinero, tenemos la cultura que no tienen los niños sin estudios, pero nos falta fuerza de voluntad. La generación Ni-Ni nos llaman. No somos idiotas ni imbéciles, que si caraduras. Sabemos las consecuencias de nuestros actos y aun así los cometemos. Incluso nuestros modélicos y ejemplares padres tienen la elección de pudrirse poco a poco sus maravillosos pulmones. Nosotros igual: las chicas guapas buscan su chuloputas malote que les acapare y les haga vivir una vida loca de rebeldía, sexo y drogas. Y nosotros, los niños buenos caemos en la misma mierda.

Nuestros padres nos han inculcado unos valores que mandamos a tomar por culo en el mismo momento en el que nos metemos mierda en el cuerpo o extendemos el mal. ¿Acaso la gloria de los 300 espartanos o la valentía en la misión de Salvar al soldado Ryan no es suficiente como para que nos dediquemos exclusivamente a ser unos cobardes inútiles insanos?
Nosotros nos hemos encontrado con un mundo ya hecho y estructurado y la única premisa con la que nuestros padres nos trajeron al mundo era la de vivir. Sí, vivir, no vivir de tus padres. Vivir una vida, la tuya. Trabajar para conseguir tu dinero y algún dia ejercer como padre modelo. No un padre guay de Tú a Londres y yo a California, sino un padre recto y responsable que establezca las normas necesarias para que su hijo sea un soldado escolar. Una máquina mental. Un empollon andante, cual japonés inquietantemente implicado.

¿Nosotros seremos los padres del futuro?, Ja. Nosotros fuimos los hijos del pasado y mucho que es. Los hijos de los pobres europeos del este, los africanos, los sudamericanos,... sí, aquellos ciudadanos nacidos y crecidos en países en vías de desarrollo serán los jefes del mañana. Nosotros inútiles empresarios le lameremos el culo a Abdullah y Sergey. Nosotros drogadictos insanos ya no estaremos mantenidos por nuestros papaítos. Estaremos mantenidos por los subdesarrollados. Por los que ahora son nuestros padres del ayer. Por los que se buscan la vida. Por los que nadie les ha regalado nada. Y por aquellos que lo quieren todo. Exacto, dentro de veinte años, los subdesarrollados y miserables seremos nosotros.

Nuestros padres dirán: joder qué putos inútiles. Yo no digo que no, pero es que ¿cómo crees que reaccionaría un tigre transportado a la selva cuando éste se ha criado toda su vida metido en una jaula con su papá y su mamá?

Es muy fácil tirarse al suelo y empezar a rajar de los de arriba.
Es el momento de levantarse, de ser competente y útil para los tuyos y para la vida.
Es el momento de escribir tu futuro.

3 comentarios:

  1. Justo ayer reinstalé el pc en su sitio habitual, después de unos días "incomunicado", y hoy veo una nueva entrada.
    Pensaba leerla e irme a dormir y responder mañana, pero sinceramente, es muy buena. Me ha impresionado bastante, parece un buen argumento para esta crisis que tenemos que no sólo abarca el terreno material, si no que está llegando hasta nuestras almas, y tan sólo aquellos que comprenden el juego están saliendo, aunque me pregunto a qué precio. Y mientras tanto, nosotros aquí hablando.

    Mañana más y mejor! Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón en lo que dices en esta entrada pero yo esta frase la cambiaría por completo: "Es el momento de levantarse, de ser competente y útil para los tuyos y para la vida"
    No has de ser competente y útil para los tuyos sino para ti, para ti mismo como persona, no como ciudadano de un estado que te sangra.

    Las cosas las tienes que hacer por y para ti, para crearte como persona, como individuo... para hacerte de arriba a abajo en definitiva, para darte un trasfondo... ¿De qué te sirve ser útil a la sociedad si no eres útil para ti mismo?

    Ellos buscan que te adentres en esa competitividad, en esa selva y te defiendas, con uñas y dientes, que sobrevivas, que les seas útil... ¿Por qué he de serte útil yo? ¿Quién eres tú?

    No te adentres en esa selva a lo loco, simplemente buscando sobrevivir... no. Entra en esa selva con una buena brújula, una tienda de campaña donde meterte por si viene un monzón y un saco de dormir para descansar cuando tengas sueño; métete en esa selva con la cabeza fría, sabiendo a lo que vas, lo que esperas, lo que quieres... lo que quieres TÚ no ellos.

    Si entras en ese engranaje que llamamos sociedad, que llamamos mundo real... es cuando estarás cerca del nihil... ¿Por qué? porque todo carecerá de sentido, tu vida se estructurará en torno a un pilar que es una falacia y, cuando te des cuenta de ello ¿Qué haces?
    No te dejes absorber por esa marabunta, por ese engranaje que se mueve por inercia... sé tú mismo, sé tú quien mueve las piezas, sé tu el que crea el camino en la selva no el que lo sigue sin más.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta como piensas. Ahora me adentraré en tu blog a ver que me encuentro...

    Yo respaldo plenamente eso de escuchar a tus instintos, pero al fin y al cabo, vivimos en una sociedad demócrata, la mejor de las malas(como se mire), pero está derivando en anarquía, y cuando ocurre eso, no queda mas que la union, no unirte para dejar de ser, sino unirte para ser aun mas.
    Yo lo tengo claro, "Nunca dejes de ser tú mismo", pero una vez asumido, no pasa nada por ayudar a los demás, de lo contrario no me hubiese molestado en escribir este blog.

    ResponderEliminar